¿Tengo que tributar por mis ventas en plataformas online?

Poner a la venta objetos a través de las diferentes plataformas online como Amazon, Wallapop o Milanuncios, entre otros, se ha convertido en una práctica muy habitual entre los particulares. Gracias a estas plataformas, puedes deshacerte de aquello que ya no necesitas en cuestión de minutos.

Si eres uno de esos particulares que suelen realizar compraventas por internet y crees que no tienes nada que declarar en Hacienda, estás equivocado.

El Ministerio de Hacienda y la Agencia Tributaria han confirmado que los impuestos de la venta online de segunda mano son exactamente iguales a los de las ventas físicas.

Hacienda ha establecido que todo aquel que realice compraventas por esta vía, verá gravados sus ingresos con un 4% en virtud del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP). Es decir, a partir de ahora Hacienda se quedará con el 4% de los ingresos que obtengas por tus ventas.

En el caso de vendas tus productos a un precio superior al que pagaste, tendrás que tributar en el IRPF por la ganancia obtenida. Por ello, te recomendamos que guardes las facturas de las transacciones o pantallazos del cierre del acuerdo para poder demostrar que dichos ingresos no son trabajos realizados en B.

Aunque parezca un asunto complicado de controlar, al ser online, las transacciones quedan registradas. Y, por su parte, la Agencia Tributaria (AEAT) también se encargará de pedir las bases de datos a las diferentes plataformas de comercio online para investigar las transacciones de los usuarios.

Aunque esta novedad afecta tanto a particulares como profesionales, Hacienda quiere enfocarse sobre todo en los vendedores profesionales. En muchas de estas plataformas online, hay gente que se dedica a tiempo completo a comprar y vender artículos para revenderlos obteniendo así un beneficio. En algunos casos productos cuyo precio asciende a un precio muy alto como por ejemplo coches.