Renta 2018, novedades y consejos

La Agencia Tributaria ha dado el pistoletazo de salida a la Campaña de la Renta 2018. Desde hoy, los contribuyentes ya pueden solicitar su borrador haciendo uso de cualquiera de los sistemas de identificación habilitados: presencial, Internet y teléfono. A diferencia de años anteriores cuando solo disponíamos de mayo y junio, actualmente tenemos tiempo hasta el próximo 1 de julio, todo un trimestre.

 

La nueva campaña arranca con importantes cambios, que pueden influir en los resultados de nuestras declaraciones. Para poder realizar correctamente la renta conforme a estas novedades, explicamos cada una de ellas a continuación.

 

Novedades en la Declaración de la Renta 2018

 

Padres y madres

Los ingresos correspondientes a las prestaciones externas por maternidad y paternidad cobrados en 2018 están exentos del pago de IRPF. También las guarderías contarán con una deducción nueva con respecto al curso pasado.

Concretamente, la deducción por maternidad se amplía en 1.000 euros anuales, además de los 1.200 euros anuales que ya estaban en vigor. Se podrá acceder a ellos cuando la contribuyente, habiendo sido trabajadora por cuenta ajena en 2018, sufrague gastos de guardería desde los cero años hasta un mes antes de que el niño o niña inicie el colegio a los tres años.

Serán deducibles las cuotas pagadas a guarderías y centros de educación infantil autorizados, la inscripción, matrícula, la asistencia y la alimentación.

 

Familias numerosas y con miembros dependientes

Aumentan las rebajas por familia numerosa. La ampliación es de 600 euros anuales (50 euros al mes) por cada hijo a partir del cuarto para la categoría general o del sexto para la categoría especial. No obstante, en el ejercicio de 2018 solo se aplica de agosto a diciembre, con lo que la resta máxima será de 250 euros.

En este campo, también se ha establecido un descuento en los casos de cónyuge con discapacidad a cargo. La Agencia Tributaria establece una deducción de 1.200 euros anuales (100 euros al mes). Esta medida se aplica siempre y cuando el contribuyente no perciba rentas anuales superiores a 8.000 euros. Pese a ello, en 2018 solo se aplicará en los meses de agosto a diciembre, con lo que la deducción máxima será de 500 euros.

También para los contribuyentes que tengan la unidad familiar en otro Estado de la UE o del Espacio Económico Europeo, se ha marcado una deducción. Esta medida pretende equilibrar la cuota familiar para equipararla a la que tendrían si todos residieran en España.

 

Estudiantes y becas

Las becas son fundamentales en esta campaña de la Renta, ampliando así los límites exentos de las becas públicas. Concretamente, el segundo ciclo universitario pasa de 3000 a 6000€ anuales. Mientras, para el tercer ciclo, llega a alcanzar los 21.000€, 3000€ más que el curso anterior.

Cabe destacar que estas becas públicas debieron ser concedidas por entidades sin fines lucrativos o por fundaciones bancarias, para cursar estudios reglados desde el 1 de enero de 2018.

 

Inversores en nuevas empresas

Invertir en empresas de nueva creación tendrá mayores beneficios en la Renta 2018. Los contribuyentes que aporten capital en estas sociedades podrán deducirse un 30% de los importes. La base máxima de deducción, sin embargo, será de 60.000 euros. Hasta ahora era el 20% del importe con una base de 50.000 euros.

 

Profesionales colegiados y sindicatos

Las cuotas sindicales y colegios profesionales también podrán deducirse en esta campaña de la Renta 2018. No obstante, solo podrá rebajarse cuando la colegiación sea obligatoria, y hasta 500€ anuales.

 

Trabajadores autónomos

Los autónomos también tienen cambios en su declaración de la Renta 2018. Quienes trabajen por cuenta propia en su vivienda pueden deducirse pagos de agua, gas, luz, teléfono e incluso Internet.

Cabe subrayar que sólo se percibirá el 30% del importe y no del total. Únicamente de la proporción existente entre los metros cuadrados de la vivienda destinados a la actividad, con respecto a su superficie total.

También los autónomos que trabajen fuera de su domicilio podrán desgravarse los gastos en comidas y hospedajes.

 

Rentas bajas

Los contribuyentes con rentas inferiores a 16.825 euros se beneficiarán de una reducción de su cuota. Según los Presupuestos de 2018, esta rebaja asciende a 5.565 euros anuales para quienes ingresan menos de 13.115 euros y una cantidad proporcional a esta cifra para quienes ganan entre 13.115 y 16.825 euros. Pese a ello, en este ejercicio la reducción solo tiene efecto a partir del 5 de julio de 2018, por lo que la cantidad final se verá reducida en función de una serie de ajustes.

Por otra parte, quienes cuenten con rendimientos del trabajo procedentes de dos pagadores inferiores a 12.643 euros no estarán obligados a declarar. Aunque el nuevo umbral es de 14.000 euros anuales, en el último ejercicio solo se aplica desde el 5 de julio, por lo que queda en 12.643 euros. No obstante, estos contribuyentes deberán declarar si quieren recibir una eventual devolución. El umbral para quienes retribuyan del trabajo de un solo pagador se mantiene en 22.000 euros anuales.

 

Fin de la declaración en papel en la Renta 2018

Como novedad relevante, este año desaparece la declaración de la renta en papel. A partir de ahora la declaración solamente podrá ser por vía telemática.

 

Estas novedades pueden crear dudas a la hora de hacer la Renta 2018. Recuerda que hay plazo hasta el próximo 1 de julio, pero si necesitas asesoramiento o quieres que nos encarguemos de presentar tu declaración adecuada a estos cambios, contáctanos. Nuestros profesionales pondrán toda su experiencia en tu caso para lograr el mejor resultado y que puedas enfocarte en lo realmente importante.