Deducirte gastos de formación si eres autónomo

Uno de los retos de cualquier trabajador, ya sea por cuenta ajena o por cuenta propia, es mantenerse siempre actualizado para poder seguir siendo un profesional competitivo.

En caso de ser autónomo debes saber que puedes deducirte cualquier gasto que se derive de tu formación.

Eso sí, si quieres deducirte gastos de formación tienes que cumplir una serie de requisitos:

 

1. Estar inscrito en el RETA

Puede parecer una obviedad, pero si no estás inscrito en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), te será imposible deducirte los gastos derivados de la formación.

 

2. Formación relacionada con tu actividad profesional

El curso, máster… o cualquier tipo de formación que estés pensando en realizar, tiene que estar relacionada con la actividad profesional en la que estás dado de alta como autónomo.

 

3. Deducción en el mismo periodo impositivo en que se contrata

El periodo de formación debe iniciarse mientras estés tributando en este régimen, sin importar cuándo finalice el curso.

 

4. Actividad relacionada con tu negocio

Cualquier formación que tenga como objetivo convertirte en un profesional mejor cualificado, será considerada como una actividad relacionada con tu negocio.

 

5. Independientemente del nivel de formación

Los gastos formativos son desgravables sin importar cuál sea el nivel de formación: máster, posgrado, licenciatura, curso, especialización…

 

6. Formación pública o privada

Tampoco influye si la formación se realiza en un centro público o privado. Sea como sea la formación, podrás desgravarla como gasto cuando realices tu correspondiente declaración a Hacienda.

 

Si estás pensando en realizar una formación en un futuro próximo, ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos para que puedas desgravarla en tu declaración.