Contrato Indefinido Emprendedores: ¿qué es y en qué nos beneficia?

El Contrato Indefinido Emprendedores es uno de los nuevos contratos que se puso en marcha para fomentar la empleabilidad en las pymes. Este permite a las personas que decidan ampliar la plantilla, no pagar hasta 3.000 euros, en concepto de bonificaciones por nuevo trabajador, siempre y cuando se cumplan una serie de requisitos.

Los principales requisitos tienen que ver con que la duración del mismo debe ser de, al menos, tres años y deben afectar a jóvenes menores de 30 años o mayores de 45, en situación de desempleo.

Dicho contrato, es aplicable en contrataciones a tiempo parcial o completa. Tiene un periodo de prueba de 12 meses para el empleado.

Los incentivos fiscales para el contratante le permiten deducirse la cuota íntegra del período impositivo a la finalización del año del primer trabajador contratado, cuando sea menor de 30 años.

Durante este tiempo, podrá beneficiarse de una rebaja de 1.300 euros anuales si opta por un desempleado mayor de 45 años. Además, en el caso de las mujeres,  si se le da de alta en una actividad en la que este género está menos representado, la ayuda asciende hasta los 1.500 euros anuales.

Otro perfil que aporta beneficios para el contratante son los desempleados, con independencia de género y edad, que estén cobrando el paro. En este caso, la empresa tendrá derecho a una deducción del 50% en la cuota íntegra del menor de los importes. Cabe recordad que estas rebajas serán posibles siempre que el trabajador lo haya cobrado, al menos, durante tres meses y presente un certificado del SEPE en el que se refleje lo que resta de ingresos.

Las empresas que no pueden adherirse a esta modalidad contrato son las que tienen más de 50 trabajadores y aquellas que en los últimos seis meses hubieran adoptado despidos improcedentes.