Autónomo, todo lo que debes saber de tus bajas

Para muchos autónomos, coger una baja no es una opción. Ya sea por los quebraderos de cabeza que pueda suponer, las pérdidas y bajas económicas, o porque no saben de la existencia de ciertas ayudas a lo largo de su vida profesional.

 

Aunque es verdad que no tienen tantas facilidades como los empleados con nómina, los trabajadores por cuenta ajena también tienen reconocidas algunas prestaciones sociales. La Seguridad Social se hace cargo de ellas para fraguar la caída de facturación que pueden sufrir al no poder desarrollar su trabajo.

 

Estar dado de alta en la Seguridad Social es requisito indispensable para poder activarlas. Sin embargo, en función de la base de cotización que cada profesional escoja, tendrá derecho a recibir una cuantía mínima, o bien accesoria si eligió una mensualidad mayor. A continuación, os detallamos las bajas a las que puede acogerse un trabajador por cuenta propia si las condiciones lo requieren.

 

autónomos bajas

 

¿A qué bajas tiene derecho un autónomo?

 

Baja por incapacidad temporal

En casos de enfermedad o accidentes, el profesional puede acogerse a la prestación de Incapacidad Temporal (IT). Sin embargo, existen dos casos. Si las causas se desarrollan fuera del trabajo será obligatorio y deberá formalizarse ante la mutua colaboradora que el trabajador decida. En cambio, si se desarrollan dentro de la actividad profesional, será voluntario, salvo para sectores con elevado riesgo de siniestralidad que será obligado.

Para activar la baja por incapacidad temporal, el autónomo debe presentar un parte oficial de IT durante las dos semanas posteriores a la baja. Además, tendrá que reiterar semestralmente dicho proceso si se le requiere.

¿Cuánto recibirá?

  • Si es por causas NO profesionales: el 60% de la base reguladora entre los días 4 a 20 de baja y el 75% a partir del día 21.
  • Si es por causas profesionales: el 75% desde el día siguiente de la baja.

Requisitos:

  • Estar afiliado como autónomo en la Seguridad Social (SS).
  • Ir al día con el pago de todas las mensualidades de la SS.

 

Baja por incapacidad permanente

A grandes trazos, la prestación por incapacidad permanente se rige con las mismas pautas que las bajas por incapacidad temporal.

Pero hay letra pequeña. Si dicha incapacidad permanente viene ocasionada por una enfermedad profesional, únicamente podrán acogerse a la baja quienes hayan mejorar voluntariamente la cotización para incorporar contingencias por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, o por su profesión las deban cubrir de forma obligatoria.

Requisitos:

  • Estar afiliado como autónomo en la Seguridad Social (SS).
  • Ir al día con el pago de todas las mensualidades de la SS.

 

Pensión por jubilación

Mantiene el régimen general de las jubilaciones, aunque con un punto a tener en cuenta. Concretamente en el caso de los trabajadores por cuenta ajena no se integran las lagunas. Esto significa que si en el periodo de tiempo que se toma para calcular la cuantía a recibir hay meses en los que el profesional no ha estado dado de alta, no se completan con las bases mínimas vigentes.

Requisitos:

  • Estar afiliado como autónomo en la Seguridad Social (SS).
  • Ir al día con el pago de todas las mensualidades de la SS.

 

Bajas de maternidad o paternidad

Ambas prestaciones se podrán activar de manera ininterrumpida y al comunicarse en los siguientes 15 días al nacimiento o la resolución de adopción. Además, cuentan con ayudas adicionales en las cuotas de la Seguridad Social.

En el post ‘Baja de maternidad siendo autónoma’ os detallamos cómo activar dicha prestación y los beneficios que la acompañan hasta el final del descanso.

Los padres, no obstante, también tienen derecho a una prestación por la misma causa. Este derecho incluye un máximo de cuatro semanas de descanso, así como ayudas económicas y bonificaciones en la mensualidad que paga a la Seguridad Social. Dicho subsidio es equivalente al 100% de la base reguladora establecida para la prestación de incapacidad temporal, derivada de contingencias comunes. A la práctica, el profesional cobrará -si elige un periodo de cuatro semanas de baja- en torno a 919 euros al mes (si cotiza por la mínima). Un importe al que se le sumaría la mensualidad de la Seguridad Social, que estaría exento de pagar ese mes de baja.

Requisitos:

  • Estar afiliado como autónomo en la Seguridad Social (SS).
  • Ir al día con el pago de todas las mensualidades de la SS.

 

Protección por cese de actividad

Esta es la única diferencia que existe en las prestaciones sociales a las que tiene derecho el autónomo. Se trata de un sistema específico que le protege en el caso de cese de su actividad.

 

La cuantía a esta baja llega al 70% de la base reguladora de la cotización. Sin embargo, para acceder a esta prestación, el trabajador por cuenta propia deberá cumplir los siguientes requisitos.

  • Estar dado de alta en la Seguridad Social.
  • Al corriente de pago de las cuotas.
  • Cotizar específicamente por esta protección.
  • El autónomo deberá haber cotizado por cese de la actividad los 12 meses anteriores al cese.

 

Asimismo, el cese deberá ser por los siguientes motivos:

  • Técnicos, organizativos, económicos o productivos.
  • Fuerza mayor.
  • Pérdida de licencia administrativa.
  • Violencia de género.
  • Divorcio o acuerdo de separación matrimonial.

 

En muchos casos, la cuantía real a recibir no cubre los gastos que el profesional tiene al mes. Las facturas siguen llegando y la pérdida de ingresos puede ser devastadora para mantener la calidad de vida tras el periodo de incapacidad. Por eso motivo recomendamos a los autónomos que tengan en cuenta la posibilidad de cubrirse con un seguro adaptado a sus necesidades y bolsillo. De esta manera, pedir la baja no será un foco de preocupaciones por su futuro. Expertus Correduría de Seguros le podrán dar toda la información que necesite para escoger la protección más adecuada.

 

Del mismo modo, cada caso es completamente distinto. Si necesitáis resolver dudas en torno a un conflicto sobre cómo activar dichas bajas, podéis contactar con nosotros a través de Expertus Asesores y Juristas. Estudiaremos cada caso a conciencia para ofreceros la mejor respuesta.